Nuestro equipo

En Uraska entendemos que las dificultades o patologías del ser humano deben ser abordadas teniendo en cuenta su complejidad y diversidad.

Entendemos los síntomas psicológicos, biológicos o somáticos y sociales que sufren los pacientes como diferentes vías de expresión de que algo marcha mal. Por ello, y aunque nuestra intervención se sirve básicamente de las técnicas desarrolladas por la psicología para tratar a las personas, actuamos siempre sin perder de vista otros aspectos del ser humano, como son su realidad biológica o física y social.

Igualmente pensamos, que el dicho «cada persona es un mundo» es aplicable al terreno de la psicoterapia, por lo que seleccionamos las técnicas psicológicas más adecuadas a la realidad de cada persona, diseñando «para cada paciente su tratamiento», adaptańdonos continuamente a la situación de éste o ésta y buscando siempre que cada persona logre restablecerse encontrando su propio camino o solución y no una solución estándar.

Creemos firmemente en la capacidad de búsqueda y de cambio que tiene cada persona. Nos asombramos día a día en la consulta de cómo nuestros pacientes buscan, una y otra vez, la salida a los males o dificultades que les atormentan y, por esta razón, escuchamos atenta y pacientemente las cosas que nos cuentan, porque en «esas cosas» están ya las soluciones a sus síntomas.